Pasajes secretos de Barcelona

Barcelona está llena de lugares bonitos, jardines y patios secretos, pero es una ciudad que sé
define por sus edificios y monumentos más importantes.
Lo que muchos no saben es que Barcelona tiene muchos pasajes escondidos, que pasan casi
siempre desapercibidos, son callejuelas en la sombra de las grandes avenidas, creadas para
solucionar un problema de edificación o de tráfico.
Estos pasajes son lugares donde Barcelona no parece la gran ciudad que es.

Pasaje Permanyer

Este callejón, que atraviesa la manzana enmarcada por las calles de Roger de Llúria, Pau Claris,
Diputació y Consell de Cent, es una puerta al pasado de los primeros años del Eixample.
Diseñado por Jeroni Granell y construido en 1864, el pasaje Permanyer es el más antiguo del
Eixample y uno de los que se han conservado mejor. Las casitas de estilo inglés conviven con una
mezcla de estilos clásico, árabe y noucentista.
Todavía se conserva el empedrado original, y es de uso exclusivo para peatones.
*Si sales del pasaje de Permanyer por el lado de la calle de Roger de Llúria y la cruzas,
encontrarás la entrada a los jardines de la Torre de les Aigües, un espacio verde público con gran
encanto ubicado en el interior de una de las manzanas del Eixample.

 

Pasaje de la Concepción

Este pasaje, que conecta el Paseo de Gracia y la Rambla Catalunya, recibió su nombre en
referencia a la doctrina católica según la cual la Virgen María fue preservada del pecado original
en el momento de la concepción.
En este pasaje encontramos varios restaurantes de renombre como Tragaluz, El Japonés y Petit
Comité
La curiosidad de este pasaje es que hay un error ortográfico en la inscripción de letras doradas de
su nombre, situada sobre la reja de la puerta de acceso, donde puede leerse: “Pasage de la
Concepción”, sí, sí, con g. (Algunos dicen que será g de gastronomía)

Pasaje de Sert

Escondido en pleno barrio de Sant Pere, este callejón, uno de los secretos de Barcelona, pasa
inadvertido para muchos visitantes. El pasaje de Sert era el camino que cruzaba una de las
fábricas textiles más importantes de Barcelona, creado en 1867 para alojar la producción de
tapices de la familia Sert.
Es una calle luminosa, dónde encontramos comercios, oficinas y balcones con m mucha
vegetación.

Espero que te haya gustado y disfrutes de la Barcelona menos conocida.

Compartir:

Artículos relacionados